17
Mar

Aprender surf desde pequeño no solo aporta un desarrollo físico increíble, sino que además inculca los valores del surf desde una edad temprana. Vivir la grandeza del océano, sus fuerza y su inmensidad desde niño es algo mágico y que muchos adultos desearían poder sentir.

¿Cómo beneficia la práctica del surf a niños y adolescentes?

El surf es un deporte muy bueno para los niños también porque les aporta unos valores de cuidado del medio ambiente, de ser responsables y de conciencia social. Les enseña a colaborar para cuidar los materiales, seguir las reglas del monitor, y no interferir con otros surfistas, además de saber dónde se puede y no se puede surfear y por qué.

Aprender practicando surf

Así mismo el surf es un medio de aprendizaje, aunque no lo parezca el mar tiene sus propias reglas que deben conocerse y respetar si se quiere practicar este deporte. Es un ejercicio de superación personal y de conocerse a uno mismo, por lo que no solo se esfuerzan para un beneficio físico, que es claramente muy elevado, sino que también les abre la mente.

El surf también ayuda a los niños y niñas a concentrarse, reducir los nervios y los problemas de hiperactividad, ofreciéndoles un sitio dónde canalizar su energía y descargar la tensión acumulada.

Y aunque el surf parezca un deporte individual, realmente requiere un gran trabajo en equipo ya que se pasan muchas horas esperando a coger las olas, por lo que se crean grandes vínculos de amistad.

Surf e inglés: la combinación perfecta

Por lo que en resumen, el surf es un deporte de compañerismo, superación personal y mucha diversión, por lo que es altamente recomendable para niños y niñas. Berlitz invierte en este tipo de deportes en sus Camps porque apuesta por aprender divirtiéndose y por ello los niños y jóvenes practican las clases de surf en inglés. Descubre Asturias Camp.

Deja un comentario